The Wall Street Journal ha hecho público hoy como la compañía del buscador estaría comenzando a enviar las Google Glass 2 a algunas corporaciones para que realicen pruebas. La muerte que se anuncio para Google Glass está cada día más lejos de la realidad si nos atenemos a esta y otras filtraciones previas.

Según el WSJ se estarían enviando como ya dijimos aquí hace algún tiempo, a industrias diversas que si sacaron provecho de la primer aversión con aplicaciones como la medicina, maquinaría y otros sectores, que utilizaban estos dispositivos en su día a día con unos buenos resultados.

Las nuevas Google Glass 2 podrían también llegar al mercado para el consumidor final, pero según el rotativo norteamericano esto no debería de producirse a corto plazo ya que según informa para que este hecho de se convierta en realidad habría que esperar al menos un año más.

Google Glass 2 podría llegar en otoño de este año

No obstante si que podríamos ver unas nuevas Google Glass 2 este otoño, la compañía sigue trabajando en silencio junto a grandes corporaciones y desarrolladores que den un impulso a aplicaciones útiles en sus respectivos sectores, poder preguntar directamente y obtener respuestas o tener una visión de la realidad aumentada son alguna de sus facetas más importantes.

La primera versión de las Google Glass podría catalogarse como un fracaso debido a que el proyecto fue cancelado, los problemas con el hardware y la privacidad fueron dos de los mayores obstáculos a solventar que Google parece haber solucionado en parte en está nueva versión.

Está nueva versión ha cambiado de procesador, ahora es un Intel el que mueve el conjunto, la batería se ha mejorado y parece dar una mayor autonomía al dispositivo junto con baterías auxiliares que ayuden al dispositivo a funcionar durante más tiempo. Así mismo la montura no estaría ensamblada y seríamos nosotros los que eligiríamos donde montarlas.

El tiempo dirá hasta donde llegan las nuevas Google Glass 2 y si Google tiene razón con un dispositivo que después de unos años no termina de alzar el vuelo.

Vía | WSJ

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here