Qualcomm está ya preparando junto con Samsung su nuevo procesador de gama Premium para 2017. Tras el éxito de los procesadores Snapdragon 820 y Snapdragon 81 que han copado la gama alta este año, el Qualcomm Snapdragon 835 llegará en los primeros compases del año que viene, mejorando sensiblemente a sus antecesores.

Construidos con tecnología de 10 nm FinFet, estos procesadores llegan mejorando las capacidades de consumo. De este modo estos procesadores prometen incrementar un 30% la eficiencia energética comparándolos con la actual tecnología de 14 nm utilizada por sus predecesores.

La producción en masa del Qualcomm Snapdragon 835 supone un hecho sin precedentes ya que será el primero con esta arquitectura. Los 10nm también permitirán al nuevo procesador Premium de Qualcomm mejorar su rendimiento un 27 % con respecto a su antecesor.

El hecho de que estos procesadores sean más pequeños también hacen que los fabricantes se vean favorecidos por un espacio que por pequeño que sea, seguramente agradecerán.

También se ha anunciado que el procesador está en producción a día de hoy, lo que deja fuera de dudas que se demore mucho en llegar en el primer smartphone. En palabras de la propia Qualcomm, se espera que los primeros dispositivos aterricen durante el primer trimestre de 2017, algo previsible con eventos como el CES o el MWC 2017 a la vuelta de la esquina.

Quick Charge 4.0

A la par que este procesador, Qualcomm ha anunciado que el mismo será el primero en incorporar la tecnología Qualcomm Quick Charge 4. La cuarta versión de una de las mejores tecnologías de carga a día de hoy, promete si cabe un mejor desempeño mientras nuestro smartphone está conectado a la red.

Según la propia Qualcomm está nueva tecnología mejorará y mucho las versiones anteriores. Será posible cargar un smartphone durante 5 minutos y obtener aproximadamente 5 horas de autonomía. Utilizando la tecnología Dual Charge, se pretende que los smartphones carguen un 20 % más rápido y con un 30 % de mayor eficiencia.

Como en la última versión, Quick Charge 4.0 dará soporte a conexiones USB Type-C y USB t-PD. Esto hará que el fabricante pueda elegir uno u otro según su conveniencia, aunque cada vez parece más claro que el Type-C se irá imponiendo poco a poco sobre los demás.

Está tecnología incluye características como la 3 versión de INOV, algo así como la negociación del voltaje óptimo inteligente, que permitirá al smartphone cargarse a una temperatura menor.

Todas estas mejoras llegarán como es lógico con el primer smartphone que utilice el procesador Snapdragon 835, que se espera como hemos dicho antes para el primer trimestre de 2017.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here