Poco o mucho según se mire queda para que conozcamos el nuevo buque insignia de Samsung. Muchos son los rumores que llevan ya unos días surcando la red sobre el Samsung Galaxy S8, que sorprende sobre todo por un diseño que hace que los fantásticos Galaxy S7 y S6 queden muy por detrás en este apartado.

Empezando con el diseño tengo que decir que si lo que apunta el vídeo que ha mostrado la propia Samsung, y tomando como verdadero que lo que vemos es el Galaxy S8. Este smartphone podría ser el mejor diseño que hemos visto hasta ahora en un smartphone.

Un dispositivo que se muestra prácticamente sin biseles y no solo eso, ya que como podréis observar el panel de la pantalla ocupa prácticamente todo el frontal. Tanto el borde superior como el borde inferior parecen diminutos si lo comparamos con cualquier otro gama alta a día de hoy.

Seguimos hablando de esa pantalla que se pre-supone es la que aparece en el vídeo. Una pantalla que probablemente no sería curva, aunque si que seguiría existiendo el modelo Edge, no sabemos muy bien que mejora presentará con respecto a las versiones anteriores ya que era la práctica ausencia de bordes, una de sus mejores armas.

En este sentido también se aprecia un crecimiento en todos los modelos, de este modo ganaríamos en pantalla pero no ganaríamos en tamaño. Pasaríamos a tener como mínimo una pantalla con 5,7 pulgadas de diagonal. Existiría un Samsung Galaxy S8 Plus, un smartphone que sería uno de los primeros de hacerlo, en llegar de la mano del fabricante coreano con 6,2 pulgadas de diagonal.

La pantalla alcanzaría el 4K

Este sería uno de los saltos más importantes que podríamos tener en el panel (además de todo lo que ya hemos dicho). Llegaría la pantalla con resolución 4K lo que corresponde en píxeles a 3.840 x 2.160 píxeles.

Más rendimiento para el Samsung Galaxy S8

Cuando en la presentación del año pasado nos quedamos fascinado con algunas de sus habilidades, no pensábamos que este año podríamos hablar de un procesador 1,8 veces más potente.

El hecho de la aparición de la realidad virtual hace necesario que tengamos que optar por smartphones más potentes. En este caso apostamos por un procesador Exynos 8895, con la GPU Mali G71, lo que unido al panel con resolución 4K nos daría lo necesario para disfrutar de una experiencia en VR que no habríamos visto hasta ahora.

Para poder ejecutar esto con soltura la memoria RAM jugará un papel importante. Por ello necesitamos de mucha memoria, por lo que se habla de 6GB de RAM como mínimo, aunque podríamos estar ante la aparición de modelos con 8 GB de RAM.

La doble cámara como una opción en la versión Plus

Desde que Huawei presentara el Huawei P9 con su doble cámara en la parte trasera, hemos visto a muchos fabricantes incluir la doble lente con diferente funcionalidad, pero que aportan en cualquier caso una mayor capacidad de enfoque.

Podría ser que está funcionalidad llegara al Samsung Galaxy S8 Plus como una característica que lo distinguiera del resto. También lo diferenciaría de los otros modelos de S8 ya que no se espera que tengan esta doble cámara.

La convergencia tiene un nuevo aliado

El tema de la convergencia no es nada nuevo si nos ponemos a mirar hacia atrás. Ubuntu y Microsoft ya han puesto sobre la mesas sus opciones aunque en ambos caso con un feedback menor del esperado.

Samsung podría llevar una “experiencia de escritorio” propia que emularía sobre todo al modo Continnum de Windows 10. Todavía habrá que esperar para conocer el alcance de esta aunque parece que podríamos tener un tercer contrincante en este apartado de la conectividad.

Aunque hemos podido ver 3 presentaciones de Samsung en Barcelona, podría ser que este año faltará este gran invitado a la fiesta, algunos rumores hablan de que el Samsung Galaxy S8 llegaría en abril.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here