Samsung-Galaxy-Note-7_01

Sería la tercera vez que el Samsung Galaxy Note 7 estuviera disponible para su compra tras el doble problema con sus baterías. Según se está rumoreando, los coreanos tienen la intención de vender los smartphones reparados, una juzgada arriesgada y valiente al mismo tiempo.

Echando la vista a tras, el Samsung Galaxy Note 7 se presento en agosto. El smartphone causo una gran atracción, que permitió a Samsung frotarse las manos por el gran número de ventas que se venía encima. Y así fue, hasta que comenzaron a suceder los problemas con su batería, la cual ardía o explotaba espontáneamente y sin previo aviso.

Poco después, Samsung hizo un llamamiento a la devolución. Tras unas semanas el fabricante coreano volvió a enviar las unidades ya reparadas con nuevas baterías, pero algo no fue bien, ya que estas unidades presentaban el mismo problema.

Se volvió a hacer llamada a los dispositivos e incluso se liberó una actualización para inutilizar los Samsung Galaxy Note 7 que aún seguían funcionando. Se inicio una investigación, una de las más grandes que hemos visto en la que un gran número de ingenieros, llego a la conclusión de que los Samsung Galaxy S7 sufrían la “combustión espontanea”, por dos problemas diferentes en los dos tipos de baterías que habían utilizado. También se anuncio que dejarían de vender definitivamente el note 7, algo que podría cambiar si estos rumores son reales.

El Galaxy Note 7 se lanzaría en mercados emergentes en junio

Una vez acotado el problema Samsung ha pensado que tiene un gran número de smartphones en el almacén, y que algo habrá que hacer con ellos. Han decidido sustituir las baterías, en este caso sería el único cambio con respecto a la versión original, que cambiaría sobre todo en tamaño ya que bajaría hasta los 3.000 mAh de capacidad, por los 3.500 con los que cuenta la versión inicialmente lanzada.

El Samsung Galaxy Note 7 llegaría a los mercados a partir de junio a mercados emergentes. El hecho de que sea en cierto modo re manufacturados, hará que el precio sea muy atractivo en estos mercados donde Samsung tiene pensado enviarlos.

Como hemos dicho poner a la venta de nuevo el Samsung Galaxy Note 7 es por un lado un acto bastante arriesgado, por el hecho de que si vuelve a suceder lo mismo, podría meter a Samsung en un pozo muy profundo donde su confianza quedará diezmada para largo. Por otro lado es muy valiente, ya que tienen que tener muy claro que el problema es el que es, y por tanto, demostrarán a los consumidores que el error está subsanado. Veremos si estos rumores se convierten en realidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here