Meizu ha dado una rueda de prensa está mañana un poco “rara” por así decirlo para un fabricante de smartphones en el MWC17. No han presentado un nuevo dispositivo, pero si que han presentado Super mCharge, una nueva tecnología de carga que permitirá tener nuestro dispositivo listo en tan solo 20 minutos.

Realmente ha sido impactante ver como sacaban el smartphone, lo ponían en una plataforma, lo enchufaban, y empezaba a incrementar el volumen de carga como si no hubiera un mañana. Comprobando mis tweets durante la presentación, me he dado cuenta que incluso con solo diez minutos, nuestro dispositivo estaría ya por encima del 50%, todo esto empezando desde 0.

 

Durante la presentación hemos podido comprobar por tanto  como la tecnología Super mCharge, ha superado y con creces a nCharge, su antecesora.

Según la propia Meizu, ha sido un duro año de I+D en el que sus ingenieros han mejorado la potencia hasta los 55w. Con esto se ha conseguido aumentar la velocidad en unas 5,5 veces, y además de todo esto garantizarán que este proceso se hará de forma segura.

La seguridad ha sido uno de los puntos importantes de esta nueva tecnología. Según Meizu es un medio muy seguro ya que utiliza la mitad de la corriente eléctrica para alcanzar la misma potencia. Se incluye por ejemplo además de un rediseño del puerto USB, un sistema de monitorización de voltaje.

El Super mCharge es un sistema de carga seguro

Uno de los aspectos importantes a tener en cuenta, o uno de los primeros que se me ha venido a la cabeza es el de la temperatura. Según Meizu en este prototipo la temperatura máxima durante el proceso ha sido de 39º centígrados. Este hito ha sido posible a través de la tecnología Flyme de la propia Meizu.

La tecnología de la batería sigue siendo la misma, es decir, no se han cambiado materiales, ni se ha experimentado con otro tipo de celdas. Esto hace que la seguridad sea equivalente a la que tenemos a día de hoy en cualquier otro smartphone. La tecnología utilizada por Meizu es la de inyección de carga optimizada, la bomba de carga se encarga de exportar la mitad del voltaje después de la transformación mejorando la eficiencia en un 8% con respecto a la estructura IC. Meizu asegura que el nivel de eficiencia de Super mCharge es del 98%.

El cable de transmisión es siempre una pieza importante a la hora de cargar nuestro dispositivo, en este caso Meizu nos cuenta que su cable soporta 160W. Diseñado especialmente para esta tecnología, que le permite tener un margen de seguridad del 65%. Esta tecnología para el cable genera un sobre coste de unas 3 veces, pero como dice Meizu, merece la pena o en mi opinión la merece.

Vamos ahora con el apartado de la batería, un importante apartado en esta nueva tecnología Super mCharge. En este sentido se ha comunicado que la batería debe ser segura y de alto rendimiento para alcanzar la potencia de 55w. Meizu, ha desarrollado una batería de 3.000 mAh que soportaría hasta cuatro veces la corriente de una convencional. Como hemos dicho antes no se han utilizado materiales nuevos, en este caso se está utilizado el Litio en el proceso de fabricación. Esta batería permitirá tener incluso un 80% después de unos 800 ciclos.

Sigo pensando lo mismo, y novedades como esta confirman mi creencia. El problema de la batería se va a resolver con tecnología como Super mCharge, o Quick Carge de Qualcomm, mientras, la batería “definitiva” sigue su desarrollo.

 

1 Comentario

  1. Proximamente, telefonos Meizu explotando, jajajajaja, me parece una barbaridad intentar cargar un telefono con 5 Amperios, espero que solo sea una mera publicidad, para los que no quieran arriesgar, podeis conseguir un terminal mejor que este y mas economico, Blackview P2, yo es la mejor compra que he hecho y os lo recominedo a todos. Tened cuidado con este Meizu, esa carga rapida no me parece muy fiable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here