Hexxa es una compañía que inició su andadura el pasado año 2015. Una compañía que cuenta con una gama de productos pensados para deportistas, y que aporten un valor añadido al usuario. Es una de las cartas de presentación del Hexxa Fénix, un smartphone que pretende conquistar al usuario con su diseño, personalización de software y sobre todo su precio.

Hexxa Fénix análisis, diseño

Es uno de los aspectos destacables de un smartphone que recupera un diseño “del pasado”. Recuerda en cierto modo a smartphones de la familia Xperia, Huawei como el P7, o los iPhone 4.

Este diseño tengo que ser sincero me atrae bastante. En contraposición al metal, que sin duda es el material para mi por excelencia, este acabado es elegante y el cristal templado de la parte trasera da un agarre extra con respecto a otros modelos de metal. Su borde metálico hace un contraste atractivo.

En este diseño destaca que casi todo está donde debe de estar (en casi todo), como la integración de la cámara en la parte trasera. Hemos dicho casi todo puesto que el ensamblaje entre la parte superior, inferior y el borde metálico, deja bastante que desear. Lo mismo ocurre en el botón de inicio, que aunque hace su función, da sensación de inseguridad, quizás porque recuerda mucho a otros botones de este tiempo y que en casi todos los casos al final toman una holgura molesta.

Por mencionar otras cosas muy bien acabadas, además de la cámara y el flash. Los botones laterales situados en la parte derecha como los de volumen, el botón de bloqueo y el de acceso rápido a la aplicación de fotografía. La conexión es micro USB, el Type C aún no ha llegado, aunque esto no es negativo ya que muchos fabricantes siguen usándolo como puerta de referencia sobre todo en la gama de entrada, esta conexión está flanqueada por dos auriculares. En la parte superior encontramos un micrófono y la entrada de auriculares.

El líneas generales el diseño es atractivo, tiene sus pegas como el ensamblado final, pero tenemos que tener en cuenta el precio del smartphone que se encuentra a día de hoy con un 25% de descuento en su página web.

Hexxa Fénix análisis, Pantalla

La pantalla es sin duda uno de los puntos fuertes de este smartphone, un panel de 5 pulgadas con resolución Full HD de 1920×1080 píxeles. La densidad que nos deja es de 423 ppp, una muy buena densidad que permite tener una pantalla muy agradable.

Su contraste es de 1000/1, y lo cierto es que uno de sus puntos fuerte como el de otros smartphones con panel de JDI es que la saturación, y el brillo son bastante buenos.

Es una pantalla por tanto más que aceptable, no tiene que envidiarle incluso a smarpthones que se ubican en la gama Premium. Este panel además tiene protección Corning Gorilla Glass 3, e incluye de serie un protector de pantalla que viene pre-instalado.

Hexxa Fénix análisis, Rendimiento

Aquí tenemos bastante división de opiniones. Por un lado estamos ante un smartphone que viene con un sistema operativo derivado de Cyanogen Mod. Pero la base que se utiliza es Android 5.1 con todo lo que esto conlleva.

Por un lado tiene de bueno que es una de las versiones de Android más depurada, y que dan más fluidez a los smartphones aunque sean menos potentes. Al estar basado en una versión antigua, no le afecta mucho el hecho de que su procesador sea más discreto, lo que le suma más fluidez al conjunto.

El lado negativo es que estamos rechazando muchas de las opciones que nos aporta Android 6 MarshMallow, por no hablar de Android 7 Nougat. Perdemos funcionalidad como Doozee, que nos permiten una ayuda extra en la gestión de la batería, y un sistema de notificaciones que dio un gran salto de calidad, y como decimos sin hablar de Nougat.

Repasando el benchmark de Antutu, vemos unos discretos 38.000 puntos, por debajo de lo que esperamos a día de hoy en un smartphone que se presume de gama media. Esto también es por la versión utilizada, por lo que no debe de ser un aspecto que determine a comprar o no el smartphone.

Por lo general el rendimiento del smartphone es fluido en funciones cotidianas. Incluso tenemos buen rendimiento a la hora de jugar en la mayoría de los juegos, eso sí, que no sean demasiado exigentes con el sistema ya que podríamos tener saltos indeseados, y tiempos de carga elevados como ocurre en Asphalt 8.

Su sensor de huellas está en la línea de lo que ofrece la competencia en cuanto a velocidad. Hexxa habla de 0,5 segundos, quizás sea un poco más, pero eso si en las diferentes pruebas no hemos visto que supere el segundo, aunque hay veces que se acerca.

Estamos ante un smartphone que aporta mucho valor con su capa de personalización, ya que funciona de forma fluida, y aporta una buena experiencia como casi todo lo que hacía Cyanogen Mod. Me pregunto si ahora los chicos de Hexxa darán el salto a Linage OS y brindarán a los usuarios del Fénix alguna forma de actualizar el dispositivo.

Hexxa Fénix análisis, cámara

Junto con la pantalla estamos ante uno de los puntos que Hexxa remarca como, puntos fuertes. Pese a tener un discreto precio que ronda los 200 euros, el smartphone cuenta con un dúo de cámaras que permiten hacer fotografías de calidad aceptable, al menos en condiciones idóneas.

La cámara trasera ofrece resultados aceptables en condiciones de buena luminosidad, y no decepciona demasiado en condiciones con poca luz. El auto-enfoque es su mayor problema, ya que le cuesta demasiado enfocar en ocasiones, sobre todo objetos cercanos, hacer una macro por ejemplo, es prácticamente imposible.

En general, los resultados son buenos y acordes a lo que se puede esperar de un smartphone de este segmento. Seguramente se pueda mejorar alguna que otra cosa a través del software, ya que dista mucho de ser un smartphone que marque distancias pro sus cámaras.

Hexxa Fénix análisis, batería

La batería de el smartphone es de 2400 mAh, algo corta si os somos sinceros ya que el smartphone llega al final del día aunque con cierta dificultad. Hexxa ha conseguido un peso bastante acertado en el smartphone, pero si el problema era la batería, en mi opinión preferiría haber sacrificado algunos gramos.

Un smartphone que no anda muy holgado de batería y que no cuenta con carga rápida, algo que hace que tengamos en este smartphone un problema de autonomía, que no podemos solucionar de forma sencilla, o quizás si.

Si llegáramos a actualizar el smartphone a Android 7.0 Nougat, las características como Doozee, aportarían un extra en la autonomía de un smartphone.

Hexxa Fenix opinión final

Es un buen comienzo para una compañía joven. Existen muchas limitaciones con respecto a la gama de entrada actual, marcadas en gran parte por lo que una actualización simple de Software aportaría al usuario.

Pensándolo a posterioari, la mayoría de las cosas que no me gustan mejorarían con dicha actualización. No obstante es un smartphone que no tiene un precio elevado, y que por ejemplo en el apartado de la pantalla y del diseño nos ha resultado atractivo.

Podéis encontrar más información y sus características en su web oficial.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here