El Huawei P10 fue presentado hace 2 semanas en el marco del MWC 17. Este smartphone recoge toda la experiencia del fabricante que por su buen hacer, ha ido conquistando año tras año a más y más usuarios. Lo bueno es que tras las pruebas que hemos realizado, no nos cabe ninguna duda de que lo seguirá haciendo.

Huawei como decimos, ha conseguido hacer un smartphone solvente, de calidad, y que cumple con todas las expectativas de lo que un gama premium necesita. Hay ciertos aspectos que mejorar, de eso siempre tendremos ya que la mejora en todos los dispositivos es constante. Pero lo que si tenemos claro, es que no nos cabe ninguna duda de que este Huawei P10 no os va a defraudar.

Análisis Huawei P10, diseño

El diseño del Huawei P10 es como en versiones anteriores lo mejor que podemos encontrar en la gama premium. Una construcción excelente, con acabados de alta calidad y la utilización de materiales que sin duda están a la altura de lo que el usuario busca en un smartphone como este.

Para empezar es uno de los pocos smartphones con doble cámara que ha conseguido que sus lentes estén completamente integradas en el diseño. Las dos lentes situadas en la parte trasera del smartphone, no sobresalen ni un solo milímetro y esto hace que el acabado en su conjunto sea el mejor que hemos encontrado.

El cambio más importante en el diseño del Huawei P10 con respecto a su antecesor es la posición del lector de huellas. En el nuevo buque insignia de la compañía china lo encontramos en la parte frontal, una posición que para mi quita algunos beneficios a tenerlo ne la parte trasera, pero que he de reconocer aporta otros en muchas situaciones (no me queda claro cual es la mejor, lo que me hace pensar que acostumbrarse es necesario en todos los casos).

El lector de huellas en la parte frontal nos permite desbloquear el dispositivo rápidamente si lo tenemos sobre una mesa, en mi caso la mayor parte del tiempo está en esta posición. Permite además como veremos más adelante, eliminar los botones Android de la pantalla, ya que en este smartphone solo encontramos este botón en la parte frontal.

Los botones de apagado y volumen también han sufrido cambios. El de apagado tiene un borde coloreado en rojo además de ser rugoso. La rugosidad es algo que hemos valorado positivamente en otros dispositivos, ya que nos permite al tacto detectar que botón queremos pulsar. El hecho de tener un color diferente hace que a la vista también sea fácilmente identificable.

En ese mismo lateral derecho del smartphone también tenemos el botón del volumen. En la parte inferior se sitúa el conector USB Type-C, la entrada de auriculares, y el altavoz. En el lateral izquierdo únicamente cuenta con la entrada para microSIM y microSD. Ambas se ubican en una misma bandeja a la que accedemos mediante micro herramienta. La parte superior solo cuenta con un micrófono.

El uso del smartphone por sus dimensiones hace que el acceso sea cómodo para cualquier usuario. La pantalla es de 5,15 pulgadas de diagonal, y el ratio de esta es del 71%, algo que lo convierte en uno de los mejores hasta la fecha en este apartado. A esto hay que sumarle que no se abusa en demasía de marcos, lo que le confiere un conjunto de características que hacen al Huawei P10 un smartphone compacto y manejable, sin renunciar a una pantalla con unas dimensiones más que aceptables.

Otro apartado destacable es que el Huawei P10 sigue estando por debajo de los 8 milímetros de grosor. Sus bordes redondeados permiten tener un agarre firme, algo que sin duda valoraréis positivamente. Por otro lado la sensación de seguridad al tenerlo en las manos es alta, ya que no hemos detectado en ninguna ocasión riesgo de que el dispositivo resbale.

Análisis Huawei P10, pantalla

Llegamos a un apartado que siempre tiene la misma controversia con los modelos premium de Huawei, o al menos como en la mayoría. El fabricante chino en esta versión del Huawei P10 sigue apostando por la pantalla con resolución Full HD. Esto hace que el dispositivo quede en desventaja con respecto a otros competidores, no obstante estamos ante un terminal que cuenta con una densidad de 431 píxeles por pulgada, lo que significa que no necesitaremos más para una buena experiencia.

La pantalla es un panel de 5,15 pulgadas que viene correctamente protegida con Corning Gorilla Glass en su versión 5. Esta protección nos permite tener un smartphone con un nivel de protección que de por si es muy alto. Algo que hemos detectado es que la pantalla no acumula suciedad en demasía, algo que se agradece bastante. En contraposición, el polvo se adhiere con facilidad al chasis sobre todo en las partes de metal.

Entrando de lleno en el visionado no podemos ponerle ninguna pega más allá de la mencionada desventaja de otros equipos que cuentan con resolución QHD. El nivel de color es bastante satisfactorio, los colores se muestran vivos y en nuestra opinión bastante realistas.

El nivel de brillo nos parece excelente, aunque hay en ciertas ocasiones en los que el brillo automático no termina de acertar al 100%, dejando un brillo por debajo de lo deseado. No obstante es algo que podrá ser solucionado mediante software, por lo que no debe de ser un problema a tener en cuenta.

La visión angular no deja ninguna duda de que estamos ante un smarphone de altas prestaciones. Visionando el smartphone desde cualquier ángulo, podemos adivinar perfectamente lo que se está mostrando en la pantalla. Esto sin duda es una característica que siempre tenemos que tener en cuenta a la hora de valorar una buena pantalla.

Por último en este apartado de la pantalla mencionar que la respuesta que nos da este smartphone es excelente. No hemos notado nada raro al navegar, y funciones como el “nuckle” siguen estando presentes y aportando un valor añadido si lo utilizáis.

Huawei P10 análisis, rendimiento

Bien por Huawei y sus procesadores Kirin!. Poco a poco van consiguiendo mejores rendimientos y el acierto en el Huawei HiSilicon Kirin 960 para mi es excelente. Aun les queda camino por recorrer con respecto a rivales como Qualcomm o Samsung, pero hemos de admitir que el fabricante chino tiene ya unos niveles más que aceptables en sus procesadores.

En este caso el Kirin 960 incorpora una arquitectura de ocho núcleos repartidos en dos bloques de cuatro. El rendimiento que nos reporta es muy bueno en cualquier situación, nos da una sensación alta de fluidez tanto al jugar, como al navegar…. etc. El Huawei P10 también se defiende bastante bien en el apartado de la multitarea, algo que en mi caso utilizo mucho y a diario desde la llegada de Nougat.

La GPU de este smartphone es la Mali-G71, una gráfica que nos permite ejecutar juegos con toda solvencia. Estoy seguro de que os dará los resultados que esperáis. Cabe recordar que posiblemente otros dispositivos como el Galaxy S8 podrían utilizarla, y aunque no sea una garantía de éxito, si que es un buen indicativo de que las GPU Mali están llegando a niveles similares a las Adreno.

Vamos con los resultados de los Benchrmarks, que si bien son engañosos en algunos casos, siempre son un buen indicativo de por donde van a ir los tiros en los dispositivos en los que los lanzamos.

Hace unos días publique un Tweet en el que os compartía un benchmark del Huawei P10 que nos dejaba 134.000 puntos, lo que no está nada mal, pero se alejaba un poco de la gama Premium. Tras una actualización del smartphone hace pocos días, este benchmarck ha crecido sensiblemente tanto que ahora llega hasta los 144.000 puntos. Algo que ya no deja dudas de que estamos ante todo un smartphone de gama alta.

Huawei ha decidido seguir en la senda de los 4 GB de RAM en este dispositivo, aunque llegarán versiones con 6 GB de RAM (Huawei P10 Plus) para los usuarios más exigentes. Dicho esto, la verdad es que para un uso habitual esos 4 son más que suficientes, a la espera de la llegada definitiva de contextos como el VR.

Un apartado del rendimiento que nos ha sorprendido bastante ha sido la velocidad de acceso a la tarjeta microSD. En este smartphone hay una de esas especificaciones a las que muchas veces no hacemos caso y que nos aportan cierta ventaja con respecto a otros. Huawei ha utilizado el sistema de archivos F2FS, lo que realmente se nota para tener un acceso rápido a nuestros archivos o aplicaciones.

Análsis Huawei P10, software

Huawei ha evolucionado su capa de personalización a la EMUI 5.1. Esta nueva capa funciona más fluida que en versiones anteriores. Pese a tener bloatware, el fabricante chino sigue dando pasos consolidados para conseguir la que para mi es una de las mejores personalizaciones de Android a día de hoy.

En este sentido tenemos que tener en cuenta que el smartphone es una versión previa a lo que tendremos definitivamente en el mercado, lo que le da cierto rango de mejora por ejemplo en los gestos del botón situado en la parte frontal.

A los pocos días de usar el smartphone como principal activamos la función de gestos de este lector de huellas. Esto hace que los botones en pantalla desaparezcan y nos permitan disfrutar de la pantalla en todo su tamaño. El problema radica principalmente en dos cosas, la primera es acostumbrarnos a hacerlo todo con ese mismo botón. La segunda es que en el caso del menú contextual, que se consigue deslizando el dedo por el lector de huellas, no va todo lo fina que debería.

El sensor de huellas por otra parte es sin duda el mejor que hemos probado nunca en un smartphone. Son solo rozar ya reconoce nuestra huella y activa rápidamente la pantalla, y cuando decimos rápidamente es casi antes de terminar de poner el dedo, lo que aporta una sensación muy agradable, para mi ha sido todo un hallazgo este lector de huellas.

El software cuenta con manuales sencillos que os permitirán sacar todo el partido a la funcionalidad que Huawei ha implementado y que no es poca. Hemos destacado alguna que otra, pero sin duda la personalización cuenta con un gran número de funciones que os ayudarán en vuestro día a día.

Análisis Huawei P10, una bestia de cámara

Es sin duda el apartado más enamoradizo del smartphone y eso que los demás son realmente buenos. ¿La cámara definitiva?, no porque debe seguir avanzando, pero a día de hoy es una de las mejores, y sin duda la mejor doble lente que tenemos a día de hoy en el mercado.

Hemos visto a DxOMark hablar de forma muy positiva de estos sensores firmados por Leica, y sin duda a mi me habían enamorado mucho antes de que la popular web se pronunciara. Los resultados son excelentes en cualquier situación, el hecho de que el disparo sea increíblemente rápido nos aporta a demás la posibilidad de capturar varias fotografías para que no se nos escape nada.

Existen problemas si (aunque en un número muy bajo, alrededor del 2% de las veces), pero nada que no se solucione con dos disparos. Hemos visto por ejemplo en alguna ocasión que el Huawei P10 ensombrece en demasía las zonas oscuras, pero si lanzamos otra fotografía esto queda solucionado rápidamente, y como decimos en el 98% de las ocasiones no ocurre.

Otro aspecto de la cámara que me ha enamorado es el enfoque, un enfoque automático rapidísimo que nos permite capturar lo que queramos sin riesgo de quedarnos sin esa foto tan deseada. Por otro lado la estabilización es tremenda mente buena en todas las situaciones, incluso con poca luminosidad que suele ser el punto flaco de este tipo de tomas.

El vídeo también nos ha dejado muy satisfechos, un sistema de estabilización que en condiciones normales no debe de dejarnos ningún problema y que nos arroja resultados excelentes.

En general y como veréis en los ejemplos que os dejamos, estamos muy satisfechos con la cámara y no me cansaré de repetirlo. Para nosotros es la mejor cámara dual que he tenido nunca en un smartphone hasta la fecha.

La cámara sigue siendo uno de los aspectos que más valoráis, y con el Huawei P10 no vais a tener ningún problema.

Análisis Huawei P10, la batería es su mayor problema

Ojala fuera un Mate pero no lo es. Y digo esto porque los buques insignia de Huawei pecan mcuho de este problema. También es verdad que los problemas de batería en el Huawei P10 no lo serán para la mayoría de vosotros ya que os dejarán una autonomía de más de un día sin cargar, lo que para mi es más que suficiente.

Cabe recordar lo mismo que os comento siempre, nosotros las pruebas siempre las hacemos con todo activado, con un smartwatch pareado, y con un uso extendido de la pantalla que hace que la autonomía se vea reducida en muchos casos innecesariamente en un uso cotidiano.

Vamos a desgranar un poco. La batería siempre me ha aguantado hasta la noche, llegando muy justa. El día que con más solvencia lo ha afrontado ha sido con un 10%, algo que no ha sido así en la mayoría de los casos ya que generalmente ha llegado con un 4% o un 6%.

Sin embargo y como hemos visto en este MWC 17, la solución a tener un smartphone delgado y con un diseño compacto y que nos aporte la autonomía que necesitamos, pasa por disponer de un sistema de carga rápida que en el caso del P10 es excelente. Es esto, o tener una batería de más capacidad que perjudique el diseño.

El sistema de carga rápida del Huawei P10 es como decimos una solución solvente del fabricante chino que nos permite disponer de un 60% en 30 minutos, más que suficiente para disponer de un alto nivel de batería en poco tiempo.

Sin duda la solución a los problemas de batería vienen por este tipo de sistemas y los fabricantes siguen invirtiendo horas de I+D para proporcionarnos sistemas como este, que nos permiten cargar rápidamente la batería, en este sentido chapó por Huawei.

Análisis Huawei P10, conclusiones

Pues si habéis leído esta parrafada os daréis cuenta de que la sensación con este smartphone es excelente. En conjunto tenemos un dispositivo que no nos dejará insatisfechos en cualquiera de los apartados que toquemos.

Como siempre hay margen de mejora, pero esto es algo que no desaparecerá nunca ya que la perfección no existe.

Con el Huawei P10 tendréis la mejor cámara, un buen rendimiento, una pantalla que os aportará lo necesario en vuestro día a día y en nuestra opinión un diseño de altura que os permitirá tener un smartphone compacto y con acabados de calidad.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here