El Nubia N1 Black es un smartphone que llegó el mes pasado a nuestro país con un propósito claro, dar una autonomía superior a la de la competencia, y mejorar sus prestaciones con respecto a la versión inicial presentada a primeros de año.

Como decimos es una versión mejorada y que podría decirse es el que se sitúa más cerca del Nubia Z11. Más cerca pero aun así muy lejos ya que este smartphone, tuvimos la posibilidad de probarlo, y nos dejo gratamente sorprendidos.

Nubia N1 Black análisis, diseño

Volviendo a nuestro N1 Black, en el apartado de diseño no podemos evitar compararlo con su hermano mayor. El Z11 es tan atractivo que nos dejo una marca similar a la que nos provocó el Galaxy S6 Edge el día de su presentación. El diseño del N1 Black sigue la línea de Nubia: acabados de alta calidad, panel frontal elegante, cámaras perfectamente integradas, sensor de huellas en la parte trasera, y en definitiva una elegante estética en todo su conjunto.

Personalmente no soy muy amante de los colores dorados, pero en este caso el tono liviano que ha introducido Nubia le da un toque especial que contrasta con el negro de forma excelente.

Es un smarpthone que por su gran batería dista mucho en de el resto de la familia. Esto hace que tengamos un smartphone grueso y con 8,9 milímetros (sí, es grueso comparándolo con el resto de la gama), y su peso llega a los 190 gramos. Un peso que sin ser excesivo supera a la competencia, aunque como veréis después este peso está totalmente justificado, y yo lo llevo encantado por la gran autonomía que atesora.

El panel frontal como hemos mencionado es muy elegante con el botón de inicio marcado por un led rojo, y otros dos leds más pequeños que solo se encienden cuando está la pantalla activa, que nos permiten realizar la navegación en Android. El botón de inicio también es capacitivo, esta marcado con color rojo lo que lo hace visible en cualquier momento. Si tenemos la pantalla activa o tenemos una notificación, su led rojo se activará permitiéndonos distinguir claramente que tenemos algo en nuestras notificaciones.

En la parte trasera es donde más notamos la calidad de los acabados, un lector de huellas integrado en el centro, y su cámara que sobresale de manera casi imperceptible por la curvatura que tiene la tapa trasera.

Por último deciros que el smartphone es mono cuerpo, la conexión es USB Type-C, y es totalmente metálico en la parte trasera exceptuando la parte superior e inferior, aunque lo cierto es que Nubia ha sabido camuflar bien el cambio de material.

Nubia N1 Black análisis, pantalla

La pantalla es donde pasamos la mayor parte del tiempo, Nubia lo sabe, y ha dado en el clavo de lo que un usuario necesita. Un panel muy suave al tacto, que transmite una buena sensación cuando presionamos, y que tiene una diagonal de 5,5 pulgadas con una resolución de 1920×1080 píxeles.

La relación entre el tamaño y la resolución, nos deja unos más que suficientes 401 píxeles por pulgada. La sensación que hemos mencionado en el párrafo anterior en la respuesta, viene dada sobre todo por la utilización de OGS (One Glass Solution). Presente pocas veces en la gama media, lo que hace es eliminar capas en el cristal, generando un efecto de estar tocando los iconos directamente (por poner un ejemplo).

Algo muy valorable, es que tiene unos colores muy vivos. Evidentemente no llega a los niveles de caldiad de un gama premium, pero si que es verdad que transmite una buena visibilidad. La visión angular es muy buena, tanto que no me atrevería a darle menos de un 9.

Nubia N1 Black análisis, rendimiento

Estamos ante un gama media y como tal esto puede llegar a preocuparos. Pues tengo buenas noticias, no tienes por que hacerlo. En una era en la que ya es difícil encontrar un smartphone que de una respuesta tan mala que lleguemos a odiarlo, el Nubia N1 consigue incluso gustarnos para tenerlo como smartphone en nuestro día a día.

Claro está que este efecto se te pasará si coges un gama premium, o un gama media-alta. Pero te digo que este smartphone cumple perfectamente con su función, no hemos notado mucho lag, e incluso utilizando el modo multitarea que implementa Nubia en su capa, el smartphone funciona de forma fluida.

Si nos vamos a los resultados de Antutu, la apreciación que nos quedará será que estamos ante un smartphone que no dará lo que necesitamos. En este benchmark el Nubia N1 Black no alcanza los 50.000 puntos, por lo que os puede quedar un mal sabor de boca cuando veáis sus resultados.

No obstante, para un usuario que utilice el smartphone para redes sociales, llamadas, música etc, tendréis una respuesta fluida en la mayoría de las situaciones. Donde si hemos notado que pierde mucho es a la hora de ejecutar algún juego, en otros casos como Asphalt 8 la experiencia es muy buena.

No sabemos si Nubia tiene plantes de actualizarlo a Android 7.0, pero sería muy buena idea ya que estoy seguro de que el rendimiento mejorará sensiblemente.

Nubia N1 Black análisis, cámara

Nubia presume de presentar smartphones donde la fotografía son uno de sus referentes. Sinceramente, esperábamos un poco más del Nubia N1 Black, lo que no quita que el smartphone se defienda con buena solvencia.

Los resultados que hemos obtenido son muy buenos para un smartphone con este precio, es cierto que en condiciones de baja luminosidad el smartphone pierde calidad, pero si os fijáis en las imágenes la calidad es “resultona”.

Donde no existe ningún problema es en los espacios con luminosidad, el smartphone consigue desenvolverse de una manera notable en estas situaciones.

De la cámara también tenemos que destacar la rapidez con la que el dispositivo captura la instantánea, pasan pocos milisegundos entre que presionamos y obtenemos la fotografía. Lo que no tiene un gran acierto en ocasiones es el enfoque, que en la mitad de las mismas, le cuesta más de un intento enfocar., provocando que al valorar la fotografía nos encontremos con sorpresas desagradables como imágenes desenfocadas.

Nubia N1 Black análisis, Batería

Y llegamos al apartado estrella, aquí es donde Nubia presto toda su atención, y he de deciros que lo he conseguido. Hacía años (creo que desde el Mate 7), que un smartphone pasaba más de un día sin cargarse.

Este Nubia N1 Black ha conseguido llegar a la noche con un 63%-68% el primer día, lo que me genera bastante confianza para dejarlo sin carga. Al día siguiente ha llegado a la noche con más de un 15% en la mayoría de las ocasiones, lo que marca un hito en los smartphones que hemos probado, bravo Nubia!!

Sinceramente es sorprendente, pese a que en otras ocasiones ha habido candidatos que han pasado holgadamente la prueba del día, no se acercan ni de lejos a este Nubia N1 Black.

Recordad que todas mis pruebas van siempre con todo activado, GPS, Bluetooth, WiFi, Datos… etc. Además de esto llevo siempre un G Watch R conectado, lo que hace que se penalice más incluso la autonomía.

Con todo este detalle, este smartphones en manos de un usuario medio, podría alcanzar sin problemas los tres días de uso. Por último mencionaros su carga rápida, que pese a tener una batería de 5.000 mAh, consigue cargar el smartphone en poco más de 2 horas y media.

Nubia N1 Black análisis, conculsiones

Vamos a empezar por lo malo. Yo le daría un repaso al software, sobre todo la llegada de Nougat podría hacer bastante bien a este smartphone en el apartado de rendimiento. Es lo que en mi opinión debe de mejorar, aunque si fuera posible un poco más de refinamiento en las fotos también lo agradecería.

Por lo que habréis leído, el diseño más grueso y un peso elevado son el precio que tenemos que pagar por tener una autonomía, en mi opinión lo compensa lo que hace que no pueda valorar negativamente este aspecto.

Lo mejor para mí de este smartphone es que por un precio de unos 249 euros en la versión con 3 GB de RAM y 64 de almacenamiento, tenemos una buena cámara, con una excelente pantalla y con una batería que ya quisieran muchos para si.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here