Ya habréis visto más de una review de robots de limpieza por aquí. Hoy le toca el turno al iRobot Roomba 980, un robot que teníamos ganas de probar ya que desde los inicios de estos dispositivos, han sido siempre uno de los referentes en el mercado.

Vamos a desglosar en varios apartados el diseño, configuración y experiencia de uso, este análisis del iRobot Roomba 980.

iRobot Roomba 980 análisis, diseño

El diseño del iRobot Roomba 980 es similar y sigue la misma línea que toda la familia de robots de iRobot. El fabricante dice que su diseño circular le permite llegar a todos los lugares, algo que como veréis pongo en duda.

Lo que si es cierto es que este robot con un diseño circular mejora sensiblemente su “paseo” por nuestro hogar. Es mucho más sencillo que un robot de limpieza con diseño más cuadrado, se atasque más, en este caso he detectado que se atasca mucho menos que otros.

Muy valorable es el sistema de extracción de la suciedad. Como bien dice iRobot será más sencillo extraer los pelos que normalmente se quedan enganchados en mil y un sitios. Limpiar el deposito se realiza en pocos y sencillos pasos, y esto es de agradecer.

Por lo demás, el diseño es muy similar a todo lo que existe en el mercado. El panel superior donde tenemos todos los botones de control, es accesible fácilmente e intuitivo. El gran botón de limpieza es sin duda una gran ayuda, aunque como veréis después y gracias a la aplicación, lo utilizaremos poco.

iRobot Roomba 980 análisis, Configuración

Sinceramente es uno de los más sencillos de configurar e iniciar que hemos tenido por aquí. Más aún y además totalmente aconsejable, realizarlo a través de la aplicación iHome que iRobot pone a nuestra disposición para Android e iOS.

Vamos a explicaros un poco la configuración de la App ya que resulta muy útil utilizar nuestro iRobot roomba 980.

  • Para empezar basta con descargarnos la aplicación de la Play Store o App Store.
  • Abrimos la aplicación
  • En nuestro robot pulsamos simultáneamente los botones Home y Cancelar durante 3 segundos
  • Cuando el led de la WiFi parpadee, pulsamos conectar en la aplicación
  • Ahora empezará a pedirnos datos sobre nuestra WiFi
  • Una vez conectado ya tendremos acceso a las diferentes opciones

Las opciones que mas valoro es la sencilla programación semanal que la aplicación nos permite. Una vez que hemos seleccionado los días y las horas, será suficiente para que el robot haga nuestro trabajo por nosotros.

Otra opción más útil es la de limpieza remota. Imaginad que estáis fuera de casa y por cualquier motivo necesitáis ponerlo en marcha, bastará con pulsar el botón Clean y el robot comenzará su trabajo.

Por último mencionar que tenemos los “mapas de limpieza” un resumen detallado de lo que ha hecho el robot, durante la fase de limpieza. En el podemos ver un mapa completo de nuestro hogar, donde encontraremos el tiempo que ha tardado, las pasadas que ha dado, y el nivel de suciedad que ha encontrado.

iRobot Roomba 980 análisis, experiencia de uso

He quedado bastante satisfecho con el iRobot de Rooma. El robot cumple con buena nota la función que tiene acometida que es barrer y retirar sobre todo esas partículas que al cepillo le cuesta más trabajo eliminar.

Una vez comenzáis a utilizarlo, os daréis cuenta de que el cepillo no es suficiente. Si pasáis la fregona inmediatamente después de terminar su trabajo, os daréis cuenta de que el agua queda más limpia que si no pasara el iRobot. Por otro lado notaréis como el ambiente, queda mucho más limpio ya que recoge muchas más partículas que con el cepillo, además de evitar que estas se levanten mientras lo utiliamos. En definitiva podemos olvidarnos del cepillo, si no hay grandes trozos de suciedad.

En mi caso hablamos de un piso de más de 100 metros de superficie, en el cual como veréis en las imágenes hay unos 65 metros para limpiar una vez quitadas camas, armarios y muebles inaccesibles. En este sentido el robot tarda con unas dos pasadas, 1 hora y media de promedio en realizar la limpieza.

Para los que les molesta el ruido, el iRobot Roomba 980 es uno de los más ruidosos que hemos probado, también tiene que ver que es uno de los más potentes. Con sus modos de limpieza para alfombras, notaréis como la turbina a máximo rendimiento hace mucho ruido.

Esto para mi no es un problema, yo siempre lo ponto a trabajar cuando no estamos en casa, lo que permite olvidarnos de este aspecto. Lo que menos me gusta de esta experiencia es que es el robot más “patoso” de todos. En ocasiones, averiguareis como el robot se da golpes con demasiada frecuencia con los muebles.

Para resumir esta experiencia de uso comentaros que yo he quedado bastante satisfecho con el. Los sensores que incorpora permiten por ejemplo que el robot no entre a sitios que no queremos, como puede ser por ejemplo donde tengo ubicado el PC con mil y un cables, que son los peores enemigos de este tipo de dispositivos.

Experiencia de uso, características del Roomba 980

Mencionar brevemente algunas características del iRobot como son su capacidad de carga automática. Cuando detecta que se va a quedar sin batería, vuelve automáticamente al “home”, y si es necesario, reanuda la limpieza de nuevo.

La aplicación es un punto a su favor, sencilla y muy útil al mismo tiempo. Algo que debería ser una constante en este mundo tecnológico.

En las instrucciones se habla además de que es capaz de limpiar en tres habitaciones. Sinceramente no se a que se refiere ya que en mi caso limpia en cada pasada, 3 dormitorios, salón, cocina, 2 baños y un pasillo bastante amplio.

Gran autonomía de más de 3 horas de limpieza. Si el robot necesita dar varias pasadas la autonomía no será un problema. Con un piso bastante grande en dimensiones como es el mío, el iRobot no necesita de cargas intermedias para realizar su trabajo.

La potencia, llamada Carpet Boot, es una de las más altas que hemos visto hasta ahora, al menos en apariencia. Sorprende ver como de una sola pasada es capaz de recoger grandes cantidades de suciedad.

iRobot Roomba 980 análisis, opinión final

Las sensaciones del iRobot Roomba 980 son en general muy buenas. Su función, la de limpiar la realiza bastante bien. Su diseño no obstante y en mi caso, no le permite llegar a todos los sitios que debería con la misma soltura que lo hacen otros, pero si que tengo que decir que el nivel es de notable alto.

Para los que el ruido sea un problema deberéis tener en cuenta y poner en la balanza si os compensa o no. A mi personalmente aunque este en casa, el robot no me molesta ya que mientras limpie, quedaré contento.

Por tanto estoy bastante satisfecho con el Roomba 980 de iRobot, que puede mejorar ciertos aspectos como el de ser más sensible a los obstáculos, pero que realiza su función a las mil maravillas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here