Si os soy sincero cada vez que tomo un vuelo como desde el que os escribo, temo la hora de pasar por el control del aeropuerto. El motivo no es que me vayan a encontrar nada raro, más bien es, ¿Quién te registrará y que te hará dejar en tierra?

En realidad, no hay que preocuparse por muchas cosas en cuanto a tecnología, aunque si que tenemos que tomar una serie de medidas antes de subirnos al avión, ya que podría causarnos un susto y una perdida grande, de no prestar atención a algunos detalles.

Las baterías de litio prohibidas en la bodega

Cuidado y mirar la fecha de cuando leéis el artículo porque creo que no son dispositivos que las tengan todas consigo para seguir viajando con nosotros. Si a día de hoy entráis en la web de cualquier compañía aérea, os encontraréis que una de las cosas que no se puede llevar en el avión son baterías de Litio.

No, el problema no vino por el Samsung Galaxy S7, la medida es incluso anterior y es previsible que aumente con el paso del tiempo, de hecho ya lo está haciendo con vuelos entre algunos países con destino EEUU y Reino Unido.

Volviendo a las baterías de Litio, esta limitación se aplica única y exclusivamente a lo que es llevar una batería de un dispositivo extraída. Es decir, no podremos llevar baterías de portátiles, o baterías de móviles si tenéis un móvil al que se le pueda extraer dentro de la bodega. Esta medida entrará posiblemente en vigor a partir de 2018, e impedirá facturar cualquier tipo de batería de este tipo, incluyendo las que van integradas en un aparato electrónico.

Las powerbank si se pueden subir a bordo, como equipaje de mano

La prohibición fue impuesta por la IATT, y no se aplica a las powerbanks porque es un dispositivo en si, es decir, la batería no es algo que este en la mano, sino que viene integrada dentro de un producto pensado para cargar un smartphone, una Tablet etc.

Los portátiles, depende desde donde y hacia donde viajéis

Es curiosa la nueva prohibición que ha implementado EE UU y Reino Unido a la que pronto se unirán otros países como Francia, Alemania, y seguramente toda la unión europea. Si viajas desde un país de los considerados potencialmente peligrosos (Sobre todo países islámicos), no podréis llevar vuestro portátil como equipaje de mano, se os obligará a facturarlo.

La escena de ver un usuario con el portátil es muy habitual, de hecho, creo que costaría mucho encontrar un vuelo en el que no hubiera alguien utilizando uno de estos dispositivos, muchos de los pasajeros viajan por trabajo, y siguen en horario laboral.

Los portátiles, móviles y tablets siempre cargados

Por otro lado, aunque viajéis desde España deberéis llevar no solo el portátil con toda la carga posible, sino que cualquier otro dispositivo electrónico como tablets o smartphones. Esta normativa no es nueva, hace ya un par de años  y lo recuerdo, porque precisamente volvía del MWC), se implanto la obligatoriedad de revisar todos los equipos de este tipo.

Aquel día, en el aeropuerto, a Iago de mallando no Android y a mi nos hicieron sacar todos los cables de las maletas para revisarlos. La normativa obligaba también a encenderlos, pero viendo que entre las dos maletas bien podríamos sumar unos 15 dispositivos, creo que el agente de seguridad entendió que podría colapsar el control de equipajes.

Y debió de ser así ya que a día de hoy y desde entonces no me han obligado nunca a encender nada, algo que da que pensar si esta medida se podría llevar a cabo. Dicho esto, también comentaros que, si que he visto algún control de este tipo de manera aleatoria, por lo que como consejo, siempre llevar vuestros dispositivos con carga por lo que pueda pasar. La normativa dice que, si no enciende, no sube, y esto puede ser un gran problema.

Los HoverBoards, de ningún modo

Es hoy en día imposible volar con uno de estos patinetes electrónicos. Ni facturados, ni como equipaje de mano, podremos ir con este tipo de dispositivos en un avión. La batería de este tipo de gadgets es muy grande, lo que hace que pase de la limitación mencionada antes.

En la normativa de la OACI, deja claro el tamaño de las baterías de litio que pueden viajar en un avión. Y en estos casos la cifra supera con creces la limitación, hay que tener en cuenta que la explosión de una batería de este tipo, haría sufrir al avión grandes desperfectos, e incluso podría poner en peligro la viabilidad del vuelo.

Modo Avión en todos los dispositivos, dependiendo de la compañía

Esta es quizás la normativa más cambiante durante los últimos años. Hace solo unos años estaba totalmente prohibido encender un smartphone. Hoy ya podemos hacerlo en modo avión o incluso con el WiFi dependiendo de la compañía.

En un reciente viaje tuve la oportunidad de utilizar el WiFi, de este modo podría acceder a una red de la propia compañía, que me permitía el acceso a contenidos gratuitos para hacer más ameno el viaje.

Ese mismo día también me sorprendió como se introducía la frase mientras el avión seguía en marcha, “Pueden quitar el modo avión, ya que no estamos en pista”. Así mientras el avión había aterrizado y se dirigía hacia su parking, ya estaba permitido encender el LTE.

Con este artículo esperamos que tengáis un poco más de “luz” a la hora de volar con vuestros dispositivos electrónicos. Como hemos dicho antes, es algo muy cambiante y que de aquí a final de año podría cambiar en uno, o varios aspectos del mismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here