En el mercado de los celulares podemos encontrar terminales de todo tipo: con ambiciosas aspiraciones, más compactos y funcionales, simples y baratos… Pero no hay duda de que los más deseados son los pertenecientes a la alta gama. Éstos son siempre los más completos en todos los sentidos, proporcionando al usuario una serie de ventajas novedosas que le hacen la vida más cómoda. Por desgracia, el precio de estos aparatos no está al alcance de todos, por lo que muchos se conforman con un teléfono de gama media/baja y admiran su anhelado celular desde lejos.

No obstante, existe una forma de poder adquirir un teléfono costoso sin dejar a cero nuestra cuenta corriente: comprándolo reacondicionado. Este tipo de celulares, también conocidos como refurbished, son terminales de segunda mano que han tenido muy poco uso. Los compradores originales, después de detectar que éstos tienen algún fallo, lo devuelven al fabricante. Este tipo de errores suelen notarse a los pocos días, por lo que son teléfonos que prácticamente no han sido utilizados. El fabricante, después de arreglar el problema, vuelve a vender el terminal a través de sus distribuidores.

Así pues, los celulares usados son una excelente opción para adquirir un teléfono de gama alta a un buen precio. Aunque la rebaja varía dependiendo del vendedor y el uso que haya tenido, normalmente ronda un 30%. Si lo adquieres en un periodo de ofertas especiales, podrás incluso comprarlo más barato. En estos momentos, puedes aprovechar los descuentos que te ofrece T-Mobile en celulares usados. Podrás encontrar varios terminales, como el iPhone 6s, el Samsung Galaxy S7 o el Samsung Galaxy Note 5.

Especificaciones de gama alta a precio asequible

Si estás indeciso entre los modelos que te hemos comentado, a continuación te explicamos sus características principales. Si buscas una pantalla grande, tu opción prioritaria es el Galaxy Note 5, pues con sus 5,7 pulgadas, vence al Galaxy S7 (con 5,1 pulgadas) y al iPhone 6s (con 4,7). En cuanto a cámara, los tres tienen una potencia envidiable, aunque el Galaxy S7 les vence por poco. Los tres trabajan con fluidez y te permitirán navegar cómodamente con múltiples apps a la vez, aunque si te gusta más el sistema operativo iOS que Android, tu elección será el iPhone.

Cuando adquieras tu celular, debes asegurarte de que tiene todo en regla y de que funcione en todos los sentidos. Lo primero que debes verificar es la existencia de la garantía. A diferencia de los teléfonos de segunda mano convencionales, los reacondicionados incluyen una. También debes preguntar por el tiempo que fue usado, pues en teoría no debe de ser demasiado.

Por último, echa un vistazo a las características físicas de tu teléfono. Comprueba que la pantalla y el táctil no tienen ningún error, dado que suele ser un problema común. Tras ello, verifica que el código IMEI es  el adecuado y que la ranura de la tarjeta SIM es adecuada para la tuya. Al acabar, revisa si los auriculares también funcionan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here