En un comunicado emitido por la empresa, Huawei desmiente toda la información vertida por el rotativo estadounidense, en el que se pone en duda la manera que ha tenido el fabricante chino de llegar a la cima como fabricante tecnológico. A continuación dejamos el comunicado oficial:

El artículo publicado por The Wall Street Journal se basa en información falsa y en un desacertado razonamiento. Este artículo especula sobre cómo Huawei se ha convertido en lo que es hoy en día. Sin embargo, la realidad es que el éxito de Huawei es el resultado de 30 años de inversión en I+D, de compromiso con las necesidades del cliente y de la dedicación de nuestros más de 190.000 empleados. El Wall Street Journal es un medio de comunicación profesional, por lo que nos vemos obligados a preguntarnos acerca de sus motivos y propósitos para publicar este artículo.

Huawei es una empresa privada propiedad de sus empleados. En los últimos 30 años, hemos invertido entre el 10% y el 15% de nuestros ingresos anuales en I+D. De hecho, nuestra inversión en I+D en la última década asciende a casi 73.000 millones de dólares. Sólo en 2018, nuestro gasto en I+D alcanzó los 15.000 millones de dólares, convirtiendo a Huawei en el quinto mayor inversor en I+D del mundo, según el 2018 EU Industrial R&D Investment Scoreboard. Eso sitúa a Huawei muy por encima de Cisco, Nokia y Ericsson, que ocuparon el puesto 25, 27 y 43, respectivamente. De 2009 a 2019, Huawei ha gastado más de 4.000 millones de dólares en el desarrollo del 5G. Esto es más que la inversión en 5G conjunta de los principales proveedores de equipos en los EE.UU. y Europa. Esta gran inversión en I+D ha impulsado la innovación y el desarrollo de Huawei, y es un factor clave del éxito de la compañía.

La relación de Huawei con el gobierno chino no es diferente a la de cualquier otra empresa privada que opere en China. Al igual que otras empresas tecnológicas que trabajan en China, incluidas las extranjeras, Huawei recibe cierto apoyo político del gobierno chino, pero nunca hemos recibido ningún trato especial. Nuestro capital proviene de nuestras propias operaciones comerciales y financiación externa, no de subsidios gubernamentales. En los últimos 10 años, el 90% de nuestro capital ha procedido de nuestras operaciones comerciales. A su vez, la financiación externa de Huawei cumple con todas las regulaciones del mercado, y nuestro coste de la deuda se alinea con los estándares del mercado.

De hecho, toda empresa tecnológica que opera en China tiene derecho a ciertas subvenciones del gobierno, siempre y cuando cumplan ciertas condiciones. Esto incluye también a empresas tecnológicas extranjeras. Los subsidios proporcionados a las empresas tecnológicas se dedican principalmente a apoyar programas de investigación. Huawei solicita estos subsidios gubernamentales como cualquier otra empresa. Como afirmaba el propio artículo, es también común que los gobiernos occidentales ofrezcan subsidios para apoyar los programas de investigación tecnológica. En la última década, la cantidad total que Huawei ha recibido en subvenciones a la I+D de gobiernos tanto dentro como fuera de China supone menos del 0,3% de los ingresos totales. En 2018, supuso una cantidad equivalente al 0,2% de los ingresos anuales.

Recientemente, The Wall Street Journal ha publicado una serie de artículos falsos sobre Huawei. Estos artículos han dañado seriamente la reputación de Huawei. Huawei se reserva el derecho de emprender acciones legales para proteger su reputación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.